¿Robar un lápiz es delito?

06.06.2018

Cada semana acostumbro hacer un pequeño análisis de los titulares más relevantes en materia de anticorrupción y ciberseguridad que aparecen en la prensa, ya que son temas que atañen a Compliance. La semana pasada se habló mucho de la necesidad de una mayor inversión en ciberseguridad en México para evitar fraudes como el que recientemente sufrió Banxico.

Una vez más, reafirmo que el método más eficaz y veraz para combatir la corrupción en México y en el mundo, es Compliance, ya que plantea pugnar desde la raíz, hacer conciencia en la gente, llámense, empleados, políticos, educadores, o cualquier sector que se encuentre involucrado en la vida laboral; Es vital hacerles saber que así sea un "cobro a lo chino" es un delito.

Por esto, y a manera de ejemplo quisiera abordar una situación que me tocó vivir hace ya algunos años, como Oficial de Cumplimiento: En una reconocida empresa, surgió un caso que a simple vista parecía eso "simple", resulta que "El Lic. Juanito", por ponerle un nombre y no exhibirlo, había estado tomando lápices, gomas, hojas, etc., digamos que aplicaba el famoso "robo hormiga"; al cuestionarlo sobre esta actitud, él responde que es por todo lo que trabaja y que para la empresa no representaba ninguna perdida. Y aquí es cuando, surge la polémica, ¿es o no un delito? La respuesta puntual configura un delito. Es una falta a la integridad y, por tanto, es tarea de Compliance revisar el caso para evitar que sucede de nueva cuenta. Compliance siempre buscará la prevención.

Conforme al artículo 7 del Código Penal Federal, un delito es el acto u omisión que sancionan las leyes penales. En los delitos de resultado material también será atribuible el resultado típico producido al que omita impedirlo, si éste tenía el deber jurídico de evitarlo.

Un delito puede ser desde una traición, un incendio provocado, un robo, un asesinato, un ataque cibernético, entre otros.

Y justo, retomando los ataques cibernéticos. Con base en cifras de 2017, de la Secretaría de Hacienda y Condusef, los principales medios en donde se originaron los fraudes cibernéticos en México fueron: el comercio electrónico (3 millones 258 mil casos) y el comercio por teléfono (727 mil). Simplemente dos de cada tres reclamos que presentan los usuarios de la Banca, con por delitos cibernéticos.

¿Cuánto sabemos de blockchain? Este término que pareciera que está en boga, pero que existe ya desde hace años, digamos que en palabras para nosotros los mortales, es un conjunto de bloques que funcionan a una velocidad brutal, que, en el caso de la Banca, logran eliminar a los intermediarios de las transacciones y cualquier otra operación digital que se hace con el dinero. Disminuyendo así, la estafa o desvío de dinero.

Compliance siempre será la mejor opción.

Adriana Peralta Ramos